Skip to main content

Day of the Dead Celebration: Past Celebrations

Día de los Muertos Cultural Project

The Department of Modern Languages and Literatures sponsored the Día de los muertos cultural project for students enrolled in Span 101, Span 102, Span 201, and Span 202. In this week long celebration students learned, compared, and discussed about this Latin American festivity. 

The department supports and promotes the 21st Century Standards for Foreign Language Teaching. These standards have identified five goal areas known as the five C’s in foreign language education: communication, cultures, connections, comparisons, and communities. Having these in mind, Professor Mildred López developed a cultural project from which the students would benefit by experiencing the 5 C’s using the Day of the Dead celebration as a theme for this purpose.

Under Professor Mildred  López's direction this project aims to contribute to the University mission in promoting multicultural perspectives and awareness by converging the feeling of being embedded in a Latin American communal celebration with a rewarding experience of learning a new language in a relaxed and fun environment.

El día de los muertos por Mildred López Escudero

El día de los muertos es una fiesta popular que se celebra en muchos países latinoamericanos, especialmente en los que tienen una presencia indígena considerable. Es una fiesta que yuxtapone las tradiciones indígenas con las celebraciones católicas del día de Todos los Santos (1 de noviembre) y de los Fieles Difuntos (2 de noviembre). Los días principales son el 1 y 2 de noviembre, pero desde el 15 de octubre se comienza a construir los altares en las casas.

En esta fiesta, las personas recuerdan a los muertos de su familia. La muerte no es un evento triste, se acepta (is accepted) como una etapa más de la vida. Las personas pasan por diferentes etapas: el nacimiento, la niñez, la adolescencia, la juventud, la madurez, la vejez y la muerte. Esta última etapa cierra el ciclo natural de la vida.  Esta celebración tiene por objetivo celebrar la vida de la persona muerta en nuestras vidas y por eso se recuerda con alegría el hecho de que ellos estuvieron por un tiempo con nosotros.

La celebración más famosa del día de los muertos es la de México. Es casi una fiesta nacional. Las familias preparan los altares con ofrendas (offerings). La construcción de los altares constituye todo un ritual en donde cada ofrenda tiene un significado y una explicación.  En la mesa se pone la foto de la persona muerta, las velas (candles), las flores de cempasúchil (flowers), el agua, la sal, el pan (bread) de muerto, el papel picado, la comida favorita del muerto, y los objetos que recuerdan a la persona honrada en el altar. Durante la semana que está puesto el altar, la familia tiene invitados para cenar, comen el pan de muerto, y en general se divierten.

En otros países latinoamericanos como Guatemala, El Salvador, Honduras, Perú, Ecuador, y Bolivia también se celebra el día de los muertos. En los pueblos de los Andes del Perú, Ecuador y Bolivia se preparan altares en las casa con flores, comida y con un pan de muerto que se llama la T'anta wawa  (Aymara y Quechua t'anta pan y wawa bebé). Es un pan dulce que tiene forma de un bebé y que se come en familia junto con el chocolate caliente. Al igual que en México, en los Andes las familias también visitan los cementerios el día 2 de noviembre. Llevan comida, música y bebidas, y pasan toda la noche sentados o bailando al lado de la tumba de sus muertos.

De toda esta rica y variada diversidad de costumbres en toda América Latina, hay una que me conmueve de manera especial. Es el “día de los angelitos” que se celebra el 1 de noviembre en el pueblo La Arena en el departamento de Piura, al norte del Perú. Este pueblo, descendiente de la cultura indígena Tallán, celebra el 1 de noviembre una fiesta especial dedicada a los niños muertos. Las madres de los niños muertos salen a la plaza principal en donde buscan un lugar para sentarse en el piso. Al lado de ellas colocan un mantel, a manera de altar, en donde ponen roscas, dulces, y miel. Las mujeres con hijos de edad pre-escolar visitan la plaza y dejan que las madres sin hijos, por un momento, carguen, acaricien y den de comer a los niños. Con este ritual las mujeres sin hijos recuerdan a sus hijos muertos y pasan un rato agradable con los niños y las madres de estos. Compartir entre mujeres la ternura y el cariño de sus hijos por un momento es una forma comunal de solidaridad entre mujeres que ayuda a sobreponerse al dolor por la pérdida de un hijo. 

Monarch Butterfly, symbol of the souls of the dead

Monarch butterflies return to Mexico each year around November 1, coinciding with the celebration of the Day of the Dead. Traditionally, the butterfly symbolizes the souls of ancestors.

Public domain image